14 de Junio de 2018 – Día Mundial del Donante de Sangre

14 de Junio de 2018 – Día Mundial del Donante de Sangre
11 junio, 2018

“DATE A LOS DEMÁS, DONA SANGRE. COMPARTE VIDA”

Por Alejandra Palazzo

 

Con el solo acto de donar sangre otros pueden superar enfermedades, seguir viviendo, salvar sus vidas.

 

El día mundial del Donante de Sangre se celebra todos los 14 de junio. Y no es una fecha más entre tantas.  Sobre todo, si pensamos cuántas otras fechas se celebran en otras vidas gracias a un donante voluntario, altruista y habitual de sangre: nacimientos, cumpleaños, aniversarios. Todos esos días especiales e importantes de una vida están profundamente ligados al acto solidario de alguien que decide compartir su sangre para ayudar.

 

Cuando hablamos de donación se cuelan muchas imágenes, con predominio de lo material: dinero, bienes, objetos, ropa, alimentos. Pero entre las donaciones más sublimes se encuentran aquellas que forman parte de nuestro cuerpo físico. La sangre es un regalo incomparable, porque ningún otro tiene tanto sentido vital. Nueve de cada diez personas la necesitarán alguna vez en su vida. No se puede fabricar. Sólo es posible obtenerla de otro ser humano.

 

“Dale Vida” es un motor que enciende muchos corazones. Por eso trabaja desde un latido central, bombeando voluntades, haciendo circular por todos lados un mensaje esperanzador, posible de realizar; trabaja por un cambio fundamental en el sistema de recolección para que la donación no dependa de una situación desafortunada, sino de la fortuna de tener donantes voluntarios y regulares que permitan que la sangre espere al paciente y no el paciente a la sangre. Hay cientos de niños y adultos precisando esta generosidad. La necesidad, en una situación apremiante, angustia, oprime, presiona.

 

 “Date a los demás, doná sangre, compartí vida” es la frase propuesta por la Organización Mundial de la Salud, que nos invita a pensar.

 

Hay muchas formas de colaborar, principalmente, si sos una persona sana, “Dale Vida” te espera. Dejá la ropa y los zapatos para otro día y convertite en donante voluntario de sangre.

 

El 14 de junio podrás celebrar una alegría diferente y extraordinaria; una emoción que, siendo tuya, será también la de muchos otros. ¡Animate!

 

Por más días felices.